El Mago

El Mago

UN SUEÑO (o no) El mago sacó de  su chistera sin fondo un poco de nada. Vi nada entre sus manos aladas y exclamé:  —¡Pero qué hermoso! Desde la platea del Gran Teatro Vacío lo contemplé sonreír como embobada.Y es que era bellísimo.(Aún debe serlo) El eco y mis palmas...